Porque todos estamos expuestos a tener accidentes que nos cambian la vida, es importante tener la protección en una de las mayores causas de ingreso en los hospitales. 

El ser humano es incongruente muchas veces. Por ejemplo: ¿quién piensa que pueda sufrir un accidente? Normalmente, nadie. Pero, al mismo tiempo: ¿quién puede decir que nunca se haya pegado un buen resbalón, chocado contra algo o, simplemente, caído? La respuesta es la misma: nadie. Los accidentes forman parte de nuestra vida y por eso todos podríamos necesitar algún día un seguro de accidentes personales.

De ahí surge la necesidad de asegurar los accidentes. 

¿Por qué debería contratar un seguro de accidentes personales?

Porque compensa el desequilibrio económico sufrido como consecuencia de un accidente que pueda sucederte y que, en caso de muerte, puede afectar a aquellas personas que dependan de tus ingresos.