Una de las cosas fundamentales que todo conductor debe conocer son los indicadores que se encuentran en el tablero de tu auto, los cuales te permitirán reconocer si presenta alguna situación en la cual debas estar alerta.

1.     Cinturón de seguridad:

El cinturón de seguridad es uno de los indicadores más importantes y jamás debes olvidarlo. Si tú y las personas que te acompañan en el vehículo no se han colocado el cinturón, la señal se activará de inmediato.

2.     Bolsa de aire frontal:

Si tienes esta señal activa, debes llevar tu auto al concesionario lo antes posible, ya que puede haber una falla y en caso de accidente puedes poner tu vida en riesgo.

3.     Motor:

Generalmente cuando este aviso se enciende, puede haber una falla en el motor. Procura llevarlo al mecánico para un chequeo.

4.     Puertas abiertas:

Al igual que el cinturón de seguridad, esta señal debe ser tomada en cuenta seriamente ya que alguna puerta puede estar abierta o mal cerrada, lo que pone en riesgo la integridad de los pasajeros. Si todas están debidamente cerradas, chequea el maletero.

5.     Sistema de presión en neumáticos:

Procura chequear tus llantas y que no estén bajas. Estas deben mantener la presión de aire correcta.

6.     Luces de emergencia:

Es importante que, si algo no está bien con tu auto, las enciendas. Así los otros conductores estarán alertas.

7.     Temperatura:

Lo más probable es que tu motor se esté recalentado. En estos casos es recomendable apagar el auto y esperar a que la temperatura baje para colocar refrigerante.

8.     Indicador de combustible bajo:

Si esta señal está encendida, debes ir a reabastecer el combustible, ya que corres el riesgo de que te quedes varado.

9.     Problema con el sistema de frenos:

Por nada del mundo ignores esta señal, ya que algo puede estar mal con el nivel de fluido o el estado de las pastillas de freno.

10. Problemas con la batería:

Es muy probable que tengas una falla en la batería de tu auto o con el alternador. En cualquier caso, lo mejor es llevarlo de inmediato al mecánico.

Es muy recomendable que realices chequeos de rutina para verificar el buen estado de tu auto.

Por nada del mundo ignores esta señal, ya que algo puede estar mal con el nivel de fluido o el estado de las pastillas de freno.